<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d14932857\x26blogName\x3dLa+Majuluta\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://lamajuluta.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_AR\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://lamajuluta.blogspot.com/\x26vt\x3d-6345707844755478311', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

La Majuluta

Indice de recetas


10.1.08

Scyllaridae...

En nuestro viaje a Rapa Nui tuvimos la oportunidad de descubrir muchas cosas. Los vestigios de una cultura que durante 800 años se desarrolló alejada de todo contacto con otras civilizaciones son simplemente impresionantes y conmovedores. No solo moais y ahus, si no también petroglifos y pinturas rupestres se distribuyen por toda la isla. Y se puede caminar por estos lugares, de casi todos abandonados, sin más compañía que un perro explorador y ocasionales turistas apurados.
También en lo que se refiere a gastronomía fue un viaje rico en experiencias. Ceviches al estilo polinésico, servidos en hermosas conchas naturales, deliciosos plátanos pequeños, machacado de taro, sandwich de atún y palta en Anakena y jugos de frutas tropicales.
Pero el "descubrimiento" sobre el que quería hablar es el raperape, un pequeño crustáceo decápodo de la familia de los Scyllaridae (sí, se come). Misma familia que las cigarras de mar (Scyllarides latus?) del mediterráneo que probé años atrás en Catania. Este debería ser un Parribacus perlatus, especie presente, hasta donde se sabe, solo en la zona de la isla de Pascua. En el mercado de Hanga Roa pudimos fotografiar este:
Raperape
Identificar lo que uno está comiendo es a veces complicado cuando se es completamente ignorante del tema decápodos. Pero se pueden encontrar en línea recursos maravillosos como este libro de la FAO sobre las langostas marinas del mundo o esta base de datos basada en el mismo libro si no me equivoco.
El raperape lo probamos en una cena polinésica, magníficamente preparado por Raúl. Al igual que las cigarras de mar tiene un sabor delicioso, delicado, más rico incluso que las langostas comunes. Lamentablemente no creo poder volver a probar ninguno de estos dos scyllaridae. Por un lado porque las cigarras de mar dicen que estén en peligro de extinción, por otro... quién sabe cuando volveremos a pisar la isla de Pascua. Y de cualquier forma, después de haber visto esos ojitos negros mirarte fijo, quién es capaz de echarlos en la olla? Yo no.

Etiquetas: , , ,


3.1.08

Cobbler, el postre del verano.

Una newsletter con la receta adecuada en el momento justo puede ser de gran ayuda. Por eso quería agradecer a la gente de "The Prepared Pantry" porque la selección de recetas de cobblers, slumps y familia que mandaron en julio pasado, me vino muy bien (no digo como anillo al dedo porque yo no uso anillos :D ). Durante los meses de julio y agosto preparamos tres o cuatro veces variantes de este slump de duraznos y frambuesas, y de este cobbler mormón de duraznos.
La idea es simple y el resultado delicioso. Se cocina fruta de estación con un poco de agua, manteca y jugo de limón. Algo de azúcar si la fruta no está muy dulce. Se le agrega fécula para espesar un poco el jugo y aromas a gusto. Se incluyen frutos rojos, al final para no cocinarlos demasiado. Sobre la fruta irá una masa, que cubre parcialmente el postre.

COBBLER DE DURAZNOS Y FRAMBUESAS

Cobbler duraznos

1 cda. manteca
1 cda. jugo de limón

800 g de duraznos
1 cda. fécula de maíz
1/3 taza de azúcar
nuez moscada
canela
1 taza de agua
150 g frambuesas

Cobertura:
1 taza de harina 000
1 cdta. polvo de hornear
1 pizca de sal
1/2 cda. azúcar
2 cdas. manteca
1/2 taza de leche

Se derrite la manteca en una olla que pueda contener después la fruta. Secuencia cobblerSe agrega el jugo de limón y los duraznos pelados y cortados en gajos. Se mezclan la fécula, el azúcar y las especias y se echan en la olla. Se pone a hervir con el agua, hasta que los duraznos estén semicocidos. Se coloca todo en una fuente para horno. Esto se puede congelar así, listo para ponerle la cobertura y llevar al horno.
Para la masa que cubre el postre simplemente se mezclan todos los ingredientes, agregando la leche al final. Debe quedar una masa como para budín, que no sea líquida, pero que caiga de la cuchara. Se distribuyen copos de esta masa sobre la fruta y se lleva al horno hasta que la cubierta se dore ligeramente.

Con el mismo procedimiento hicimos el siguiente cobbler de peras y blueberries (arándanos azules, vaccinium corymbosum). Una variante fue introducir harina de espelta en la masa para darle un sabor más rústico. También probamos de hacerlo en moldes individuales con arándanos silvestres (vaccinium myrtillus, sabrosísimos) que recogimos en un paseo por las montañas de Algovia, pero resulta mejor en un molde grande para mi gusto.

COBBLER DE PERAS Y BLUEBERRIES

Cobbler peras

1 cda. manteca
1 cda. jugo de limón

800 g de peras
1 cda. fécula de maíz
1/3 taza de azúcar
clavo
canela
1 taza de agua
150 g blueberries

Cobertura:
1/2 taza de harina 000
1/2 taza de harina de espelta
1 cdta. polvo de hornear
1 pizca de sal
1/2 cda. azúcar rubia
2 cdas. manteca
1/2 taza de leche (regular según la absorción de la harina)

Mismo procedimiento que el cobbler de duraznos y frambuesas. Las cantidades no necesitan ser tan precisas como lo he anotado y después de preparar este postre un par de veces se lo puede hacer a ojo. Idealmente se sirve tibio y con una bocha de helado, pero no es imprescindible.

Etiquetas: , ,