<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d14932857\x26blogName\x3dLa+Majuluta\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://lamajuluta.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_AR\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://lamajuluta.blogspot.com/\x26vt\x3d-6345707844755478311', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

La Majuluta

Indice de recetas


22.3.10

Culurzones o culurgiones, más allá haluj

La pasta de los mil y un nombres

Cómo conectar lugares tan distantes como Cerdeña en el Mediterráneo y Circasia en el Cáucaso? Por medio de la cocina, claro.
En las distintas provincias de esa isla maravillosa y llena de encanto que es Cerdeña, se preparan ravioles tradicionales que, con variaciones lingüísticas según la región, reciben el nombre de culurgiones o culurzones. También cruguxionis, culingiones, culurgionis, culinzones y muchas formas más. A esta altura puede parecer que dos sardos no se pondrían de acuerdo sobre el nombre :P. En particular en la zona de la Ogliastra, los culurzones se cierran en una forma clásica muy llamativa y decorativa: un motivo que deja la unión de masa como una espiga. La primera vez que vi estos ravioles cerrados en espiga fue en Coquinaria, de la mano de Pinella. Y por supuesto quedé cautivada con tanta demostración de artesanía.
Las fotos ya no están en el topic original, pero se pueden ver en el archivo que guardó Laura.

Mi sorpresa fue muy grande cuando, al sumergirme en las páginas de uno de los primeros blogs que conocí (si no fue el primero, fue el segundo) escrito por Hatice, una chica en Turquía, encontré los haluj, mantaz o psihalve y en Anatolia hinkal, con el mismo tipo de cerradura. Múltiples nombres y una similitud que saltaba a los ojos. Pero las semejanzas no terminaban en el "repulgo". Tanto culurgiones como haluj van rellenos con papa. Pueden esas semejanzas ser sólo una coincidencia?

La receta de haluj que publicaba Hatice es de origen circasiano. Parece ser que se preparan tanto con un relleno de carne como con el de papa, aunque este último sería mayormente el favorito. La difusión en Turquía de estos ravioles obedece a la diáspora circasiana que se produce en la segunda mitad del s.XIX. Finalizada la guerra con la Rusia de los zares, los circasianos son deportados de su tierra y se dispersan por el entonces imperio otomano. Sería interesante averiguar si las comunidades circasianas en Líbano o Jordania, realizan los haluj con ese tipo de cerradura y el mismo relleno.
Alguna vez intenté una traducción del turco con un diccionario online, pero no pasé de los ingredientes. :D Cuando Noema publicó su pollo circasiano, comentamos algo sobre los haluj. Luego de un intercambio de mensajes y gracias a la tía de Noema, que ofició de traductora, pude leer las instrucciones que daba Hatice para la preparación. Una de las curiosidades de esta receta es la descripción de la consistencia de la masa, que debe ser a penas más dura que el lóbulo de la oreja. Muy acertada e importante esta descripción, porque sirve para cualquier masa que se use para pasta rellena. En ese punto se sellará bien y no resultará demasiado húmeda. En cambio si la masa es para fideos, debe ser un poquito más seca a mi entender.

Los ravioles rellenos de papa están bastante difundidos en Polonia, son los conocidos pierogi. También en Rusia y en Ucrania encontramos los vareniki. En Italia, en Toscana más precisamente, se prepara también una versión de ravioles de papa: tortelli di patate del Mugello. No sería muy consistente buscar conexión tan sólo por el relleno, porque allí dónde se hace pasta rellena podemos encontrar alguna versión con papa. Pero sí hay que recordar que todas estas versiones de ravioles con relleno de papa tienen que ser posteriores al s.XVII, más bien pueden haber surgido del s.XVIII en adelante, cuando se difunde la papa fuera de América como alimento básico.
El relleno con cebolla de los haluj, me hace pensar vivamente en las recetas caucásicas, les da ese sello distintivo. Y la menta en los culurzones me transporta al cercano oriente y a los perfumes mediterráneos... Pero mirando más allá del relleno, es ese repulgo tan característico lo que los hace originales.

En Hamburgo aprendí, de la mano de Maria Antonietta y Teresina, cómo se cierran los culurzones. Este es el video que grabamos de sus hábiles dedos.

Ahora podemos ponernos a practicar y practicar, mientras recorremos mentalmente el camino que en manera misteriosa une Circasia y Cerdeña. ;)

CULURZONES OGLIASTRINI

Culurzones, pasta cerrada en espiga

Ingredientes

Masa

200 g sémola de trigo (150 g rimacinata, 50 g de sémola un poco más gruesa)
90 g agua (aproximadamente)
pizca generosa de sal

Relleno

400 g papas
100 g queso feta (en realidad iría un queso sardo, fixidu, pero a falta de él usé feta)
menta fresca
sal

Salsa

aceite de oliva
1 diente ajo
2 tomates frescos
albahaca
sal, pimienta

Preparación

Se prepara la masa trabajándola bien, hasta que quede lisa. Se deja reposar media hora, cubierta con film para que no se seque la superficie.
Se cocinan las papas con cáscara, yo prefiero hacerlo en el microondas, por comodidad y rapidez. Se pelan las papas cuando no se han terminado de enfriar y se pisan como para hacer puré, mezclando con el queso y la menta picada. Las cantidades son estimativas, en el relleno se deben sentir todos los sabores, sin que ninguno se imponga sobre los otros.
Se estira la masa no demasiado fina. Según las ganas lo hago con el palo de amasar o con la máquina de pasta. Se cortan círculos de unos 10 cm de diámetro. Se forma un cilindrito de relleno que se coloca en el centro y se cierra como en el video. Se dice fácil, pero hay que tener un poco de paciencia y practicar.
Para la salsa se ralla un diente de ajo, se dora en aceite sin que llegue a quemarse. Se agregan los tomates frescos cortados en cubos medianos a pequeños. No se debe cocinar demasiado, conservando el sabor fresco de los tomates. Al final se agrega la albahaca picada.
Se hierve la pasta en agua con sal y se escurre cuando está cocida. Se sirve mezclada con la salsa y algunas escamas de pecorino.

HALUJ

Haluj, pasta cerrada en espiga

Ingredientes

Masa

250 g harina 0000
100 - 125 g agua tibia
1/2 cdta. sal

Relleno

400 g papas
aceite de oliva
1 cebolla chica
pimentón dulce (puede ser también picante)
sal, pimienta

Salsa

1 cda. manteca
1 cdta. pimentón
yogurt natural

Preparación

Trabajar la masa hasta que tenga la consistencia deseada. Dejar reposar cubierta con film, una media hora.
Preparar el relleno dorando la cebolla, picada en cubitos chicos, en el aceite hasta que esté transparente. Mezclar con las papas pisadas como para puré y condimentar con el pimentón, sal y pimienta.
Estirar la masa, cortar discos de unos 8 cm de diámetro. Usé una tapa de Nescafé a falta de un cortante. Rellenarlos y cerrarlos formando la espiga.
Cocinar la pasta en agua hirviendo con sal. Derretir la manteca para la salsa, agregar el pimentón, saltear la pasta cocida y escurrida. Apagar el fuego y condimentar con yogur.

Etiquetas: , , , ,