<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d14932857\x26blogName\x3dLa+Majuluta\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://lamajuluta.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_AR\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://lamajuluta.blogspot.com/\x26vt\x3d-6345707844755478311', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

La Majuluta

Indice de recetas


19.9.08

Krabben pulen.

Antes de ir por primera vez al mar del Norte tenía una imagen, casi sin quererlo, de viento y de oscuras tormentas, de mareas y de Wattenmeer. Después llegaron la arena (y las fkk :O ), las dunas, y también el sol...

Strandkorb

Y descubrí también tantas cosas buenas para comer. Ahí probé mi primer Butterkuchen, arenques en todas sus formas, Stremmellachs, pan negro "de verdad", Korn an Korn y por supuesto Nordseekrabben. Camarones del Mar del Norte, pequeños, deliciosos y tan típicos de la gastronomía de esa zona...
Los había comido antes, en forma de sandwich (Krabbenbrötchen) o simplemente sobre una rebanada de pan. Lo que no había hecho nunca era pelarlos. No uno, ni dos, ni tres, como cuando comemos un plato de langostinos grandes. No, toda una bolsita de medio kilo, por cinco euros, que son muchos bichitos para pelar. Más de los que uno se imagina cuando los compra, ya cocidos, directo del pescador.
Entonces uno se sienta en el auto y comienza a descascararlos (sin ensuciar, claro :D ): tiro de la cabecita y después de la colita, bueno el primero no sale tan bien, pero está rico. Y uno, y otro, y otro más, mientras afuera se larga un lindo chaparrón. Justo algo para entretenerse mientras llueve. Después el agua para, nos ponemos en marcha y volvemos al departamento, para seguir pelando y pelando, uno tras otro. Hasta llenar trabajosamente una compotera y nada más. Cómo era? Se busca el segundo segmento desde la cabeza, se separa un poco por debajo y se realiza un movimiento de torsión hacia uno y otro lado, luego se tira y sale la cabecita. Se toma del extremo de la cola, apretando con las puntas de los dedos o las uñas mientras se tira del otro extremo para sacar toda la carne completa. Más o menos como se ilustra acá.

Este trabajo de pelar camarones era antiguamente una fuente de ingreso para mucha gente que se llevaba los camarones a su casa para procesarlos en las horas libres. Con la llegada de nuevas normativas higiénicas, pasó a ser un trabajo que no se puede hacer en la casa, y... terminaron mandando los camarones a Marruecos, donde la mano de obra es más barata.
No sé, pero a mí esto de los camarones que van con cáscara y vuelven pelados, de un lugar en el que no he estado nunca, me inquieta. Más o menos como me intrigaba cuando era chica, lo de la tortuga Manuelita que se iba a París a hacerse el tratamiento de belleza y en el viaje de regreso se volvía a arrugar. Los camarones prefiero pelarlos yo, disponiendo del tiempo claro. Y bueno, a París iría con gusto, pero no para que me planchen del derecho y del revés. :D
Por otro lado, comprándolos directo del pescador uno se hace la ilusión de apoyar, aunque sea en una pequeñísima medida, el trabajo temerario de estas personas. Hay muchos trabajos que respeto; el pescador, que pasa semanas en sus barcos, ese que conoce los movimientos de los bancos, ese pequeño pescador que está casi en vías de extinción, tiene toda mi admiración.

Y para terminar esta no-historia, cómo comimos nuestros pelados camarones? Con un pan de centeno, semillas y malta que compramos el día anterior en una excursión a Ribe, la ciudad más antigua de Dinamarca. Pan delicioso, cubierto con semillas de amapola. Creo que lo llamaban softbrød. Unas rebanadas de manzana, los camarones encima y ...

Camarones con pan negro

Etiquetas: , ,

30 Comentarios:

Blogger Jeannette dijo...

Es tan rico y divertido comerlos así.. Hace tiempo que no los compro sin pelar. Creo que la ultima vez que los comí así fue en Providence Rhode Island.

19/9/08 04:44  
OpenID elo-cocina dijo...

Yo también pensaba como tú sobre el mar del Norte.
Deliciosos camarones, prefiero pelarlos yo Marcela.

19/9/08 08:30  
Blogger Kako dijo...

Que delicia mas grande, ese tipo de pan me encanta, además cubiertos de esos camarones exquisitos (menudo trabaja si, eh?) y sobre láminas de manzana?, que rico y original.
Hermoso todo.
Besos

19/9/08 11:43  
Blogger salvia dijo...

Qué rico, el viaje, los camarones (qué pequeñitos), el pan.........delicioso todo!!!!! Besos!!!

19/9/08 13:05  
Blogger Marcela dijo...

Sí que es divertido Jeannette! No veo la hora de regresar... y darme otra panzada de camarones. :D

Elo, un poco es así, mucho viento, días grises, pero hay muchísimo más para descubrir.
Los camarones enteros, lamentablemente, acá en Córdoba no los consiguo. Así que prefiero esperar.

Kako, el pan era un sueño, delicioso. Para completar el bocadito, después de pelar los camarones, además de las manzanas, nos hubiese gustado tener un poquito de crema ácida, pero no valía la pena comprarla sólo para eso.

Sí Salvia, son bien chiquitos! Ya tengo ganas de repetir, a pesar del trabajo, es bien divertido.

Besos a todos,
Marcela

19/9/08 15:04  
OpenID recetasdemama.es dijo...

Me pido una rebanada bien llenita para mi cena de esta noche

Besos. Ana

19/9/08 17:21  
Blogger Marcela dijo...

Entonces nos toca pelar de nuevo Ana, menos mal que me avisas con tiempo. :D
Un beso grande!

19/9/08 19:31  
Anonymous Angela dijo...

Marcela cara non potrei mai mangiare una cosa simile.

19/9/08 22:01  
Blogger cibercuoca dijo...

HOla Marcela, qué lindo viaje, a nos er por pelar camarón, ajajaja, yo pelé langostinos y me agoté la semana pasada.
Increíble sandwich.
Por todo esto en mi blog tienes un premio.
Besotes

19/9/08 22:07  
Blogger Sonia Martín dijo...

¡Hola Marcela! Vengo aquí desde el blog de Cibercuoca. Parece ser que compartimos premio. Y me pregunto... ¿Cómo podía ser que yo no conociese este blog de magníficas historias y maravillosas fotos? De veras, enhorabuena, me ha gustado mucho. Un abrazo. Sonia

19/9/08 22:37  
Blogger Marcela dijo...

Angela, mi dispiace davvero. Penso che io non potrei mangiare per esempio formiche, e magari mi perdo qualcosa di interessante, ma semplicemente non potrei.

Ciber, todo sea por el arte! :D Gracias y un beso...

Hola Sonia, gracias por tu visita! Me alegro que te haya gustado el blog. De a poquito nos vamos conociendo en este mundo que, aunque se achica en algunos aspectos, sigue siendo grande... Un beso y hasta prontito,

Marcela

19/9/08 22:55  
Blogger PimientayChocolate dijo...

el trabajo, vale la pena, no se que me gusta mas si los camarones o el pan, por suerte estan juntos y con manzana, exquisitez absoluta.

besotes, daniela

20/9/08 00:17  
OpenID katiadocumet dijo...

A veces las cosas mas simples pero con ingredientes importantes tienen resultados como este, que de solo imaginar los sabores, se me hace agua la boca.
A pesar del trabajo que te dieron esos camaroncitos, valió la pena definitivamente.
..ya se te extrañaba !
Besos

20/9/08 21:27  
Blogger Ila dijo...

Mamma mia che belli e che buoni devono essere! Mi metti fame!
Ho un premio per te sul mio blog se vuoi venire a prenderlo...
Ciao Ila

21/9/08 16:33  
Blogger Marcela dijo...

Sí Dani, valía la pena... Y fue un poco como casual que justo tuviésemos ese pan y las manzanas. Todo, sin planearlo, se juntó ahí, en esa rebanadita. :D

Katia, así es, los ingredientes son la base. Y no hace falta "estresarlos" mucho. En una preparación simplísima pueden dar lo mejor de sí...
Ando muy a las corridas ultimamente, y con tantas cosas que quisiese publicar!

Grazie mille Ila, tra un po' passo a salutarti per il tuo blog...
La foto ora mette fame anche a me. :D

Bacioni, besos a las tres,
Marcela

22/9/08 15:33  
Blogger Andrea y Pierre dijo...

Hola Maju!
sabes, unos amigos fueron a Suecia la semana pasada y el miercoles estamos invitados a una degustacion de frasquitos importados.
Luego te cuento.
Tengo ganas de conocer alemania, voy a ver si nos escapamos un poquito y luego ya te pedire todos los consejos!

un abrazo "mujer;)"

22/9/08 18:06  
Blogger Andrea y Pierre dijo...

Yo creo que Manuelita ahora talvez se quedaria en Paris con un tortugo llamado... a ver...a ver, françois?

besos!

an

22/9/08 18:08  
Blogger Marcela dijo...

Hola Andrea! Ya me diste curiosidad por saber qué tienen esos frasquitos :D
Ya no da ahora para que Manuelita vuelva a Pehuajó? Pobre tortugo...
Para los consejos te tendría que pasar con el experto... Pero tenés pensado algún lugar de Alemania en particular?
Un abrazo,
Marcela

22/9/08 18:30  
Blogger Andrea y Pierre dijo...

No tengo pensado ningun lugar en particular, Berlin me gustaria, conocer los museos y comer cosas ricas...pero hay tiempo, si todo va bien el proximo viaje es Marruecos a principios de marzo.

No te preocupes por el tortugo, ya se debe haber enamorado de una tortuga lolita...
si, terrible, ya me pongo como las grandes personas a decir "que tiempos los de antes cuando los tortugos esperaban en pehuajo!"

un beso!
Ines Peña;)
porque si voy a esperar que gane un vino llamado Andrea, voy a esperar mucho.

22/9/08 19:07  
Blogger Gabriela García Calderón dijo...

Nunca he estado en el Mar del Norte, espero conocerlo alguna vez, sobre todo después de leerte en este post.
Como dice Katia, se te extrañaba, y aunque estamos cerca, es bueno conocer las novedades de los amigos a la distancia.
Ya te lo he dicho antes: el día que haga una de tus recetas, será post seguro, con fotos y todo. Esperen sentados, ja, ja.
Saludos desde Lima.

23/9/08 01:35  
Blogger Ajonjoli dijo...

Hola Marcela,

me ha encantado la historia. A mi también me inquieta eso de los camarones de ida y vuelta. ¿Sabes que en España mandan las flores a Holanda para que las "procesen" (no entiendo que hay que procesar de una flor..)y luego vienen de vuelta aquí para venderse?
Por cierto, gracias por recordarme que se me había olvidado colgar la ciabatta. La puse hoy, menos mal que aún guardaba las fotos.
Un beso.

23/9/08 10:32  
Anonymous elga dijo...

Faccio un po' fatica a capire ma mis forzo perchè la foto è molto invitante! Complimenti, Elga

23/9/08 14:07  
Blogger Marcela dijo...

Inés, :P si querés ir a Berlín te aconsejo que le des una miradita profunda al blog de Noema... Pero después charlamos, porque hay tiempo.
Con el tortugo tenés razón, vaya uno a saber cuantas tortugas conoció en el medio. Pero en los tiempos de antes era igual. :D Mejor que Manuelita se quede con su Francois (me falta la cedilla).
Un beso y hasta prontito

Gabriela, el mar del Norte vale la pena... y yo tengo que volver para un paseíto descalza por el Wattenmeer.
Respecto a la cocina, si voy para Lima, preparamos algo o nos nutrimos de churros nomás? :D A propósito, me acabo de comer unos calientitos...

Hola Ajonjolí! De las flores procesadas no sabía... que loco. Pero qué les harán? Yo por suerte prefiero no recibir flores cortadas. Plantitas vivas sí.
Tu ciabatta que fue a Taganana (aunque quizás no llegó) debe haber estado riquísima.

Elga, grazie! Mi dispiace non avere il tempo per fare sempre la traduzione all'italiano... (la ciabatta tradotta l'hai vista, vero?) In questo caso trattasi di piccoli camaroni del mare del Nord, puliti da noi :D , mele, e pane nero con malto e semi, comprato in Dinamarca. Un bacio!

Besos,
Marcela

23/9/08 14:27  
Blogger paqui dijo...

He estado en el Norte de Holanda y se comen mucho los arenques de mil formas y sobre todo el pan negro pero el camarón.....allí no lo he comido.
Besicos

25/9/08 18:11  
Blogger Marcela dijo...

Hola Paqui, estos camaroncitos en particular son de Alemania. Pero justamente hoy, alguien de Holanda, me decía que son muy típicos allí también.
Los arenques increíbles, cierto?
Un beso,
Marcela

25/9/08 18:41  
Blogger Gabriela García Calderón dijo...

Marcela:
Prefiero dejar de lado el condicional y más bien usar un término que indique certeza en la realización de algo futuro, aunque desconozcamos el cuándo.
Así que te digo:
Cuando vengas a Lima, comemos los churros y las empanadas ofrecidas. En cuanto a preparar algo, no se me había ocurrido la posibilidad, pero ya que lo mencionas... es una excelente idea.

29/9/08 05:31  
Blogger campo di fragole dijo...

Me encantan los camarones y comido asi' nunca los he probado!!! Tela perlarlos todos :O
Un besito,
Daniela

8/10/08 15:34  
Blogger Marcela dijo...

Gabriela, como bien decías, el condicional a veces hay que dejarlo de lado. :) No veo la hora de pasar por Lima...

Hola Daniela! Son una delicia estos camaroncitos, para comerlos solos... Vale la pena ponerse a pelarlos.
Estoy mirando extasiada tu blog, y no sé donde comentar, demasiadas exquisiteces juntas! :D

8/10/08 16:16  
Blogger Ernesto Calabuig dijo...

Gracias a tu entrada. Estaba traduciendo a un novelista alemán y hablaba del Krabben-Pulen al que dos familias se dedicaban. Me has aclarado en qué consistía. Gracias y enhorabuena

4/8/15 14:06  
Blogger Marcela dijo...

Me alegro Ernesto que te haya sido de utilidad...
Ahora los camarones hacen un largo viaje: del mar del Norte a Marruecos, donde los pelan, y de allí regresan a Alemania. Misterios de la economía contemporánea.
Qué autor traducías, seré curiosa?
Saludos!

4/8/15 14:13  

Dejá un comentario

Citan este artí­culo: