<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d14932857\x26blogName\x3dLa+Majuluta\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://lamajuluta.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_AR\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://lamajuluta.blogspot.com/\x26vt\x3d-6345707844755478311', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

La Majuluta

Indice de recetas


22.1.10

Sopa clandestina de ajo y piñones

Desde la clandestinidad

Cuando era chica el ajo no estaba entre los ingredientes usuales de nuestras comidas. A mamá le caía realmente indigesto. No era una cuestión sólo de gustos, nada más lejos de eso; le gustaba, pero simplemente no lo podía comer, su estómago no lo toleraba. Había algunas pocas excepciones, como la bagna caoda que preparaba Beba, la esposa de un amigo de papá. Cuál era su secreto para que tuviera el sabor y la personalidad del ajo, pero que no fuera agresiva en sus efectos posteriores? Quizás asaba el ajo... como en esta sopa. Ah, esos detalles que no siempre se cuentan!
Hace tiempo que teníamos ganas de preparar una sopa de ajo. Las recetas las buscó y estudió Robbie. Después la preparamos entre los dos. Habíamos comprado unos hermosos ajos de Lautrec, con su piel ligeramente rosada, había que darles un buen fin.
Esta es una sopa con carácter, pero es además una sopa clandestina. Sí, porque cuando fuimos a hacer los trámites para mi residencia acá, nos desayunamos con que yo estaba ilegal en estas tierras, porque había pasado más de 90 días en el último medio año acá. Cosa que a nosotros nos parece de lo más normal, porque queremos estar juntos. No nos hubiésemos tomado la molestia de casarnos si no, vió? Pero para quien nos atendió, era un crimen tan espantoso que yo tenía que abandonar el país... a más tardar en 4 días, justo el día del cumpleaños de Robbie. Y nosotros: bueno, mire, yo tengo ya pasaje para dentro de unos 15 días hacia Argentina, mi papá cumple 80 años y queremos estar allá con él... Nada, si por él fuese me tenía que ir de inmediato. Y muy irritado llamó a la policía! Parecía que vivíamos una pesadilla, pero fue bien real. Llegaron dos policías, que nos vieron con cara de conejitos asustados y se compadecieron de nosotros. Al punto que uno después nos decía (el otro ante la ausencia de peligro se había ido): "In Friedenszeiten ersetzt die Verwaltung den Feind". Algo que les enseñaban en la academia: en tiempos de paz hay que luchar contra la administración... La sempiterna y ubicua burocracia.
En fin, para hacer la historia breve, todavía estoy acá, pero sólo porque buscamos un abogado. He pensado cantidad de veces en los que no pueden darse el lujo. Pasamos una semana sin dormir y sin comer, y cuando comenzamos a dormir eran todas pesadillas, algo completamente innecesario. Todavía tengo que hacer todo el tramiterío desde Argentina. Y nosotros lo único que queremos es que nos dejen vivir juntos en paz!
La foto la tomamos para Maite, sopera mayor del reino, aunque no salió una maravilla. Me levanté a las apuradas de la mesa, a mitad del tazón, para buscar la máquina. :D Por lo menos así dejamos registrada una buena sopa para calentar el alma y levantar los ánimos. Y después, que se acerque sólo quien nos quiere. ;)

SOPA DE AJO Y PIÑONES

Tazón de sopa de ajo, cucharada con unos piñones

Ingredientes

aceite de oliva (a falta de manteca)
un echalote
medio litro de caldo
200 ml crema de leche
una cabeza de ajo, asada y hecha puré
pan rallado
sal, pimienta
piñones tostados

Preparación

Dorar el echalote picado en un poco de aceite. Agregar el caldo y la crema, dejar hervir unos 10 minutos. Salar y pimentar. Agregar el ajo, y un par de puñados de pan rallado. Cocinar por lo menos unos 5 minutos más. Tostar los piñones. Servir la sopa con los piñones y una rebanada de pan casero (en este caso fue pan con papas)
El ajo lo asé entero, en el horno fuerte, unos 20 minutos más o menos. Luego lo pelé y lo pasé por el prensa ajos. Lo dejé en la heladera, bien cubierto con film (la película en contacto con la pasta de ajo). Una forma un poquito más delicada de asarlo hubiese sido envolviéndolo en aluminio previo rociarlo un poco con aceite.
La próxima vez sólo disminuiría un poquito la crema.

Etiquetas:

53 Comentarios:

Blogger Inmaculada (Adi) dijo...

Marcela, cariño, qué odisea... pero parece que termina bien la historia, no?

Gracias de verdad por tan sabrosa receta de la sopa, me encanta el ajo y en casa no tenemos problemas con él. Me ha gustado también mucho el nombre que le has dado, jajaja, clandestina totalmente :-))

Un abrazo.

22/1/10 14:33  
Blogger Sazón Boricua dijo...

me imagino toda la angustia que sienten!! Ahora entiendo cuando escribiste el otro dia lo de las fronteras...
la receta de la sopa de ajos se la voy a pasar a una amiga que le encanta comerlas y esta me parece que no la conoce.

22/1/10 14:35  
Blogger Marcela dijo...

Hola Adi, no sé todavía cómo terminará la historia... Esto es como una telenovela, de la que nunca quisimos ser protagonistas. :D Por otro lado, si no me hubiesen quitado el pasaporte, ese fin de semana te invitábamos a tomar un café. Ya teníamos los pasajes. :( En fin, la próxima vez será, te atreverás a juntarte con una ilegal?
Vas practicando primero con la sopa clandestina... ;) Un abrazo grande!

Por suerte el peor momento ya pasó Jeannette, pero queda un gusto muy amargo (y no es el ajo, jeje). El mundo sin fronteras lo seguiré soñando...
Un beso,

Marcela

22/1/10 15:29  
Blogger Núria dijo...

Pues vaya mal rato os hacen pasar no??? Ojalá termine todo bien!!!
Cuando contabas lo de tu madre me recordé de mi abuela que mira que comia de todo pero el ajo...no podía con el....seguro que esta sopa así asaditos le hubiera gustado....yo me la apunto porque seguro me gusta.
un beso

22/1/10 15:44  
Blogger Kako dijo...

Como te entiendo Marce. Espero que todo lo soluciones luego y vivas en paz.
Te mando un abrazo, que pena que no podamos coincidir en alguna parte del planeta.
Que disfrutes.

22/1/10 15:54  
Blogger Lola dijo...

Que historia! parece de pelicula Marcela..... me anoto la sopa que se ve bien apetirosa...me gusta, pero mas vuestra historia de amor...el mio se llama igual que el tuyo! un besito

22/1/10 16:51  
Blogger Marcela dijo...

Ojalá digo yo también Núria! Que no vemos las horas de poder estar juntos sin estar yendo y viniendo de un lado para el otro.
Tu abuelita era entonces como mamá... ella también comía de todo. :D
Espero que te guste esta sopita, porque además es bien simple! Un beso.

Kako, llegará el momento de encontrarnos, estoy segura! No nos han ayudado los tiempos hasta ahora. Sé que me entendés y te deseo igualmente que puedas vivir junto a tu amor en paz. Un beso.

Lola, tenemos muchas cosas en común, más de lo que uno se imagina a veces! Y cómo era esa poesía de Neruda que decía algo así como que todas las historias de amor son la misma historia de amor?
Otro beso para allá,

Marcela

22/1/10 17:26  
Blogger Eva dijo...

Marcela, espero que todo termine bien, y muchas gracias por esta estupenda sopa, tan sencilla y simbolica verdad? un besote

22/1/10 18:05  
Blogger Gabriela dijo...

Espero sinceramente que solucionen pronto este asunto. Y que a lo largo del camino les toquen burócratas medianamente pensantes y razonables. Creo que estoy pidiendo mucho, ¿no?
Me llamó la atención el nombre de sopa clandestina... ojalá que dejes de serlo pronto.
Saludos.

22/1/10 21:00  
Blogger Empar dijo...

Maldita burocracia! No quiero ni siquiera pensar, como debísteis pasar esos momentos, sobre todo en la espera de la policia. A mi me hubiese dado algo.
Espero que pronto esa sopa puedas prepararla legalmente. Y que acabe pronto esa situación.
De momento tomo nota de esta ilegalidad tan rica.
Un beso.

22/1/10 21:00  
Blogger Erika dijo...

No lo pueso creer! Que angustia y encima sin hacer nada porque esa es la historia, "culpables por un crimen que no cometieron" La verdad me imagino lo terrible que la deben haber pasado y con policias y todo , yo creo que me desmayo del susto. Espero que la solución, que estoy segura que existe, llegue pronto. Los necios deberían quedarse en su casa mirando la tele y nada más.
La sopa! la sopa! A mi marido le pasa lo mismo con el ajo! Es re complicado porque da a todo un sabor incomparable. Tu sopa me la tomo yo y a él no le doy ni un poquito. Me imagino Doña Sopa la alegría que le va a dar cuando sepa que se la dedicaste.
Cariños

23/1/10 00:00  
Blogger Morguix dijo...

Dios mío, qué mal rato os habréis llevado. Menuda odisea...
A ver si pronto se soluciona todo, que a veces estas cosas de los papeles son desesperantes...
La sopa me ha encantado, ¡me la copio, y la probaré!.
Mucha suerte... y que acabe pronto la "clandestinidad".
Un abrazo.

23/1/10 00:41  
Blogger Milena dijo...

Mi querida "clandestina" no sabes cuanto te entiendo, fui "prófuga" bastante tiempo, sin la posibilidad de ir a mi país durante dos años, esa angustia que sufría cada vez que tenía que salir del país me hizo recluírme y no querer viajar ni siquiera en situaciones límites.
Ahora ya todo es un mal sueño, espero que para ti también pronto lo sea.
Al margen de eso, como siempre tengo que felicitarte por tu receta, maravillosa!, el ajo es mi debilidad.
Besos y ánimo sobre todo!

23/1/10 09:39  
Blogger Maite (Mai) dijo...

Ay Marcela! Estas historias me suenan; tienes razón, contra más estabilidad, paz y prosperidad tiene un país más complicada hacen la existencia a los que solo quieren vivir en paz pero no encajan en sus formularios... cuando Lucas nació estuvo 3 meses sin papeles ni pasaporte ya que su madre, como dijo el cónsul español en Graz, tiene un curriculum personal "complicado"... recuerdo la angustia tremenda y las lágrimas de rabia... en serio que si hubiera tenido un petardo se lo hubiera metido en el culete a más de uno...

Ojalá que el sentido común se imponga a la estupidez burocrática! que en serio, no te digo lo que pienso que se debería de hacer con todos esos personajes de ventanilla...

El regalo de la sopa, Marcela, me ha llegado al alma. Esa sopa clandestina va de cabeza a la impresora y ondeará en mi cocina como el símbolo del mundo que deseo: uno sin barreras, ni fronteras, sin papeles y señas de identidad: un mundo donde todos seamos blanco y negros, altos y bajos, gays y eteros, donde todos tengamos sida y seamos judios, musulmanes, cristianos y budistas... Un mundo donde todos seamos uno y a nadie le importe de donde vienes ni a donde vas...

Pero antes que pueda soñar con este mundo idílico voy a soñar con que tu pequeñita burbuja clandestina pueda resolverse pronto y con un final feliz!

Suerte Marcela! Mucha suerte y a pelear!

Un besazo enorme!

23/1/10 14:46  
Blogger Noema dijo...

Bueno, bueno, una sopa "sin papeles", qué emocionante.
Al final lo arreglaréis y ahí os quedarán historias para contar. Te lo dice alguien que ha estado muchas horas en la temida Ausländerbehörde, algunas pasando miedo porque cuando llegué aquí a los europeos todavía nos exigían muchas cosas, pero las historias que viví con mi entonces compañero, de un país "tercero" como le dicen aquí (y árabe para colmo), fueron surrealistas... por ponerles un adjetivo. El día que nos juntemos a tomar chocolate con churros te las cuento ;-D
Y como dices, afortunados que os podéis dar el lujo de un abogado. Mucha calma, para todo hay soluciones.
PD: Ya que estamos aquí una lectura divertida al hilo de la historia de Maite.

23/1/10 16:13  
Blogger Calohe dijo...

Hola Marcela!
Siento el problema de la clandestinidad! Yo creí que en Alemania no tenían el problema de la burocracia, o al menos no tan exagerado como aquí en España, pero al parecer estaba equivocada...
Que todo se resuelva bien y pronto. Besos
Ah! La sopa se ve estupenda. Es una asignatura pendiente para mí...

23/1/10 18:02  
Blogger Pilar - Lechuza dijo...

Me pongo en tu piel y estaría "cagadita" de miedo. Pero la burocracia es así.
la sopa de ajo nos encanta, y esta tuya llamándose clandestina, me gusta aún mas.
un biquiño

23/1/10 18:19  
Blogger PUNTIYO dijo...

En España la sopa de ajo es totalmente diferente.
Espero que se te arregle todo rápido, marcela.

23/1/10 23:26  
Blogger Ana dijo...

Siento tus problemas con la burocracia... espero que lo solucionen todo bien

La sopa, deliciosa...

Besos. Recetasdemama

23/1/10 23:59  
Blogger IDania dijo...

Marcela,
Qué pena que no se derrumben de una vez las fronteras y que todos podamos ser entonces "ciudadanos de un mismo mundo"... Bueno, mientras llega ese momento, cocinaremos tu sopa ilegal. Seguramente, en casa gusta a todos ya que nos encanta el ajo...
Besitos,
IDania

24/1/10 08:51  
Blogger Marcela dijo...

Gracias Eva, la sopa es de lo más simple, como lo que queremos nosotros. :) Un beso grande.

Gabriela, es una contradicción burócrata y razonable... Si es lo uno, no es lo otro. ;)
Solución habrá, aunque nos lleve más tiempo, pero aunque deje de ser clandestina en los papeles, no voy a dejar de serlo de espíritu.
Muchos saludos!

Empar, la espera en la policía, tratando de encontrar un abogado fue terrible. Pero los policías fueron mucho más gentiles que el empleado en cuestión, que se burlaba incluso de nosotros. Totalmente desagradable y disfrutando de su pequeña porción de poder.
Ya les contaré de otras "ilegalidades" que hice... como las galletas de Navidad! Clandestinas sin saberlo, hasta viajaron a Tenerife.
Un beso grande.

Erika, yo tampoco me lo termino de creer. Más lo pienso, más loco me parece. Y esos días sin saber si me tenía que ir un par de días después o no... de pesadilla. Ahora estoy sin pasaporte, pero por lo menos ya sé cuando armar la valija!
La sopa te aconsejo tomarla de a dos, convencelo a tu marido que le dé una probadita. A lo mejor con el ajo asado le gusta y la tolera bien. :)
Muchos cariños para vos.

Hola Morguix, lo de los papeles es desesperante incluso cuando las cosas salen bien. Y no fue este el caso, que todo nos cayó como un baldazo de agua helada...
Gracias por pasar por acá y dejar tu comentario. Contame si probás la sopa!
Un abrazo a vos también,

Marcela

24/1/10 11:45  
Blogger Marcela dijo...

Ay Milena, cuanto dolor y tensión que tenés que haber sufrido, te abrazo muy fuerte! Cuánta angustia innecesaria... Nada mejor para aplastar los malos sueños, que soñar cosas hermosas y hacerlas realidad. Te deseo mucha felicidad.
Si el ajo es tu debilidad, no dejes de probar esta sopita tan simple. Un beso grande.

Maite, y después nos vienen a decir que promueven la libertad del individuo o cosas por el estilo! Qué tendrá que ver el curriculum de la madre, con darle los papeles a un niño! Te digo lo mismo que a Milena, tanta angustia innecesaria, por qué? No lo voy a entender nunca, jamás de los jamases.
En mi caso el sentido común no se ha impuesto completamente, porque tengo que reiniciar todos los trámites desde Argentina y esperar allá. Sin Robbie claro, porque él tiene que trabajar acá. Después se preocupan por los índices de natalidad, pero así se hace difícil contribuir! :P
Soñemos Maite, soñemos con fuerza un mundo sin fronteras y entre sorbito y sorbito de sopa terminemos con las barreras...
Un besote para vos!

Noema, antes que nada, gracias por la lectura. Me encantan los relatos de Kaminer, y este es una perlita, tan adecuado para la ocasión.
Espero con ansias escuchar tus relatos, pero me parece que más que un chocolate con churros vamos a necesitar un menú de unos 300 platos para contarnos todo! Sabés entonces bien lo que significa no tener el pasaporte "correcto"... Porque uno se convence al final que la historia hubiese sido bien distinta si tuviese un pasaporte norteamericano, o australiano, o japonés!
El chiste nos ha salido bien saladito, de todas formas, ya le he augurado al señor Beamte, que tanto se ensañó, que le toque gastar una cantidad equivalente en medicinas. Eso es lo más calma que puedo estar. :D
Un beso!

Hola Calohe! La burocracia está presente en todos lados Calohe, y la peor es la que nos toca vivir... Es más, para tu consuelo conozco casos muy similares al nuestro que en España se resolvieron con mucho más pragmatismo y sensibilidad.
El ajo es una asignatura pendiente o la sopa de ajo en particular?
Un beso grande!

Pilar, pues también lo estuve cuando el desgraciado llamó a la policía haciendo teatro! En realidad una discusión en términos similares la tuvimos en Argentina, sólo que las consecuencias no eran tan nefastas como en este caso... Pero una prueba más de que en todos lados la burocracia existe.
Biquiño

Elo, cada región debe tener una sopa de ajo diferente, cada casa quizás, verdad? He estado viendo también la sopa de ajo de Dolita, bellísima.
Gracias por tus deseos.

Hola Ana, se solucionará, con tiempo claro, y otro poco más de estar separados...
Besos.

IDania, quizás lo somos ya, sin saberlo. O por lo menos de corazón somos ciudadanos del mismo mundo. Falta que se materialice legalmente, que eso lleva siempre más tiempo. :D
Mientras tanto sí, le damos a la sopa. ;) Besos para vos también,

Marcela

24/1/10 11:46  
Blogger Lievito e Spine dijo...

Hola! EL tu blog es muy bonitoy para mi es muy ùtil tambien, porque estoy estudiando espanol! He cocinado hoy mismo el tu pan con semillas de lino, gracias
Eva

24/1/10 18:57  
Blogger Maite (Mai) dijo...

es verdad, Marcela! Que a las personas nos guía el sentido común y natural de hacer, sentir y vivir y a los burócratas les guía el autismo social. Tenemos una historia preciosa con final feliz de un papi con su hija que viven aquí en Leoben. Era un rollo extraño; los echaban del país porque cuando los "pillo" la policía aún no habían tenido tiempo de arreglar los papeles. Como estaban en periodo de expulsión (5 años entre juicios e historias) él no podía trabajar por ser irregular. Se volcó todo el mundo! Era absurdo! Creo que no quedó habitante sin recoger su firma. Transcendió a la prensa y empezaron a presionar... al final, la justicia no pudo rectificar. Hubo que esperar a la sentencia de expulsión y el presidente de nuestra comarca les indultó... de locos! pero por fin viven en paz!

Besos! Por cierto, la historia del peque indocumentado... andaaa que!

24/1/10 21:18  
Blogger Naty dijo...

Que rico!
Gracias por compartirlo con nosotros!

Saludos!

Naty

http://strawberryfizzrecetas.blogspot.com/

25/1/10 14:38  
Blogger pityenlacocina dijo...

animo marcela! seguro que todo lo arreglais, desde luego hay gente que no deberia dedicarse a trabajar de cara al publico, encima de la mala cara son desagradables y maleducados, de esos hay en todas partes, muy rica la sopa y que viva el amor! besitos

26/1/10 00:11  
Blogger Marcela dijo...

Ciao Eva! Acá estamos todos para que practiques tu castellano... ;) Me encantó que hicieras el pan con semillas de lino, que dicho sea de paso, viene de un sitio alemán. No es lindo cuando pasan esas cosas?
Muchos saludos!

Maite, si de historias para contar hay pa' tirar pa' arriba! Unas con final feliz y otras no. Lamentablemente lo absurdo a veces se impone. Por ahora esto nos une más, aunque tengamos que pasar más tiempo separados. :)
Besos a vos también! (acá está dele nevar)

Hola Naty, gracias por pasar por acá y dejar tu link. :)

Gracias Pity, qué viva! :D Mientras más lo pienso, más me preocupa que haya una persona así en ese puesto... Si hasta tenía un cartel que decía: "Somos los buenos" (con su cara en el cuerpo de un superhéroe volando) :O Surrealista como dice Noema, para ponerle un adjetivo!
Besos,

Marcela

26/1/10 15:55  
Blogger MªJose-Dit i Fet dijo...

Uf no sabes como he sufrido leyendote, me alegro que todo parezca ir bien...viva el amor!!! y la receta tiene que estar muuuy buena, probare eso de añadir piñones a la sopa de ajo, seguro que a mi hijos les encanta...un besazo

26/1/10 16:20  
Anonymous servicio de catering dijo...

hola, en mi casa estuvimos dividos, a mi papá y a mi nos encantaba el ajo, mientras que a mi mamá no, pero eso sí, siempre en cantidades menores.
a pesar de todo, de mi gusto por el ajo, nunca probé esta sopa, ni otra similar, así que gracias por la recetita.
saludos
lucre80

28/1/10 23:16  
Blogger Lefrancbuveur dijo...

Ciao, come stai?
Per caso questa ricetta ce l'hai anche in italiano?
o sai una buona fonte dove posso trovarla?
Grazie molte.
Enrico

29/1/10 11:13  
Blogger Marcela dijo...

Uy, María José, las horas se me pasan volando y pensé que te había contestado ya. No era mi intención hacerte sufrir con el relato... Pero tenía que contarlo, ojalá le pueda evitar el mismo sufrimiento a alguien.
Con los piñones la sopa queda de maravilla, le da ese toquecito crocante. También podrían ser almendras fileteadas. :)
Besos!

Hola Lucre, en casa el ajo estaba vedado, porque como decía, mamá realmente se descomponía, y eso que le gustaba...
Espero que te guste esta receta! Gracias por pasar por acá. Saludos!

Ciao Enrico, è semplicissima la ricetta. Fai soffrigere uno scalogno in burro (in realtà in questo caso non ne avevo, allora ho usato l'olio d'oliva). Aggiungi mezzo litro di buon brodo e 200 ml di panna (la prossima volta un po' meno di panna). Poi aggiungi l'aglio, previamente arrosto (intero nel forno con qualche goccio d'olio). Manciata di pane grattugiato, sale, pepe e pinoli tostati alla fine.
Come sto? Ancora nella clandestinità. :D
Saluti clandestini allora,

Marcela

29/1/10 17:17  
Blogger Lefrancbuveur dijo...

Grazie. L'aglio sbucciato va in forno? Si aggiunge poi al brodo che è già una crema, vero? Si deve schiacciare un pò?
Grazie ancora.
E.

29/1/10 23:24  
Blogger Marcela dijo...

Un bulbo d'aglio intero, senza sbucciare. Se vuoi avvolto in alluminio. Dopo lo schiacci leggermente prima di aggiungerlo alla zuppa, ma sarà già così morbido da sfarsi anche da solo nel brodo. Il risultato è più sul liquido, ma dipende ovviamente da quanto pane grattugiato ne aggiungerai...
Raccontami se la provi!
Tanti saluti,

Marcela

29/1/10 23:40  
Blogger rosamar dijo...

Hola Marcela! Lamento toda esa cosa burocrática! Pero como seguramente el de ustedes es un "Amor sin fronteras", ya lo resolverán!
Me encantó la sopa de ajo. Lástima que tengo que esperar que refresque, porque aquí en Buenos Aires, nos estamos achicharrando de calor!!! (No es para sopa!)

30/1/10 21:21  
Blogger NORA dijo...

Marcela, gracias por tu visita a mi blog! Yo ya te conocía, ya había venido alguna vez a tu blog pero perdí muchas direcciones cuando me borraron el blog. Así que qué gusto regresar.
Y qué bueno que te diste tiempo de tomar la foto de tan deliciosa sopa, me encanta el ajo y soy de las que se acercarían jejeje

SALUDOS DESDE TAMPICO MEXICO!

Y de tu historia... espero ya esten juntos y tranquilos

1/2/10 18:21  
Blogger Marcela dijo...

Ya lo resolveremos Rosamar, tarde o temprano. Esperemos que más temprano. :D
Ya me voy a tener que adherir yo también a los platos frescos, me toca pasar calor también.
Besos!

Hola Nora, gracias a vos por pasarte por acá! Me alegro que te guste esta sopita de ajo. Puedes acercarte cuando quieras pues. :D
Por ahora nos va a tocar estar un tiempo separados, y paciencia. Esperemos que el resto salga bien.
Muchos saludos, con un pie en Alemania y otro en Argentina,

Marcela

1/2/10 19:17  
Blogger Gabriela, clavo y canela dijo...

Hola Marcela, vengo a conocer tu blog y te felicito, tus recetas son exquisitas.
Un abfrazo
Gaby

2/2/10 05:01  
Blogger Hilda dijo...

: O
Me dejas con la boca abierta, me pasa a mí eso y me muero al momento, tremendo disgusto... la burocracia es horrible.

Os deséo lo mejor, que todo se resuelva pronto y felizmente.
La sopita, si no me invitas a un cuenco tendré que haceme una.

Besos

2/2/10 22:38  
Blogger Ajonjoli dijo...

Marcela, ¿cómo se me había pasado leer esta entrada? Espero que ya esté todo arreglado, mis amigos Clem (francesa) y Alberto (chileno) tuvieron un problema semejante, se casaron para que él pudiera estar más de tres meses al año en Francia y ni aún así le dieron la residencia. Todavía andan de papeleo los pobres, me parece increíble, lo único que queréis es vivir juntos y tranquilos, ¿es eso un delito?
Pero no te preocupes que seguro que termina bien.
Y por cierto, a Daniel el ajo también le sienta como un tiro, no es que no le guste, es que se le hincha la boca del estómago, le sienta fatal. Por eso está vedado en esta cocina. Tendré que probar con tu receta.
Un beso y mucho ánimo!!!!!

3/2/10 09:40  
Anonymous cerise dijo...

Tampoco tengo problemas con el ajo, asi que me encantara esta sopa. Espero de todo corazón que todo se solucione lo más rapidamente.
Hace unos 30 años pase por algo parecido , en España y en Alemania, asi que entiendo muy bien vuestra angustia, pero veras que pronto sera solo un malo recuerdo y todo ira de maravilla.
Un abrazo con mucho cariño.

3/2/10 21:03  
Blogger Marcela dijo...

Hola Gabriela, clavo y canela :) , gracias por pasar por acá! Un abrazo para vos también.

Hilda, yo que soy de reacciones lentas, el ataque de miedo me dió después. Tenía ganas de irme a lo de mis suegros, cerraba la puerta con doble llave y nada de asomar la nariz a la calle. :O
Gracias por tus buenos deseos!
De sopa te invito naturalmente a que tomes todos los cuencos que quieras...
Un beso grande!

Ajonjolí, ya lo he dicho, vamos a formar un club. Algo similar le pasó al hermano de una amiga y su esposa...
Y parece ser que sí es un delito esto de querer estar juntos, y lo castigan peor que si pusieses en riesgo la vida de otros al pasarte un semáforo en rojo.
A Daniel entonces le pasa lo mismo que le pasaba a mamá, por eso estaba también vedado de la cocina de casa. O si lo probaba era con muchísimo resquemor.
Un beso para allá!

Cerise, ahora te pido que te tomés un tazón por mí, que ya he vuelto al calor y no me apetece una sopita tan invernal.
Justamente anoche una chica me comentaba que su mamá, francesa, había pasado en Alemania problemas similares 25 años atrás. Tenés toda la razón, con tiempo lo superaremos. No nos van a ganar. :D
Y de todas formas, hay cosas más duras en esta vida.
Un abrazo muy fuerte para vos,

Marcela

4/2/10 00:38  
Blogger Mai dijo...

Vamos, vamos, con que estás de ilegal eh? broma a parte ,he visto el apuro y la angustia en tus palabras y no me extraña que estuviesesis sin dormir y sin comer y ahora encima sin pasaporte!!!!!
Espero qeu esta situación se normalice bien pronto que lo hará seguro mujer ,, y que entonces podáis sentaros a la mesa con tranquilidad y reconfortaros con la maravillosa sopa que hiciste.
Me encantó y la incluiré en mi lista de sopas.
Por cierto mi abuela la sopa de ajos que la hacia hervida y luego con pan de la víspera y huevo , a los ajos les quitaba siempre el grillo y luego los ponía en agua fría a remojar, a mi me cae mal si es crudo , estoy comiendo ajo dos dias jejeje.
un abrazo y lo dicho . ánimo.

4/2/10 09:56  
Blogger Lefrancbuveur dijo...

Scusa per il ritardo nel rispondere. Proverò e ti farò sapere. Besos!
Enrico

5/2/10 11:51  
Blogger Marcela dijo...

Mai, ahora ya terminó la clandestinidad! Aunque tuvimos nuestras sorpresas antes de la partida todavía... Ahora no nos queda más que esperar que los trámites desde acá salgan sin trabas.
El grillo es el brote del ajo? No sabía lo de ponerlos a remojar en agua fría. Algún día probaré.
Crudos a mí también me sientan pesados...
Un beso grande!

Enrico, ma figurati, non devi scusarti, mica ci corre nessuno! L'importante è poter godersi ogni cosa in pace...
Un beso anche a te,

Marcela

5/2/10 12:04  
Anonymous Anónimo dijo...

Nur wenn man dran glaubt..

8/2/10 21:41  
Blogger Marcela dijo...

Ich weiß nicht was du meinst Anónimo...

11/2/10 13:32  
OpenID katiadocumet dijo...

Como siempre tus narraciones son atrapantes, hasta esta de tan terrible experiencia como ilegal :)
Estas cosas creo que suceden en todos lados no? Gracias que tuvieron suerte y pudieron tomarse esta Sopa Clandestina de ajo y piñones que se ve tan pero tan rica..que estoy segura la haré en invierno, porque comprenderás que en este momento nos cocinamos en Bs As jaja
Besitos y sigan juntos a pesar de todo!
Katia

12/2/10 00:11  
Blogger Marcela dijo...

Claro que entiendo Katia, yo también estoy hecha sopa! :D
Juntos es como queremos estar, no importa dónde. Je, a esta altura no importa tampoco si es ilegal. :P Ya lo lograremos, a pesar de la burocracia y las esperas.
Un beso a vos también!

Marcela

12/2/10 03:18  
Anonymous Anaís Insomne dijo...

Hola, Marcela. Desde hace meses sigo tu blog porque simplemente me fascina y tiene cada detalle que me inspira y conmueve.

Hasta ahora es que te escribo, pues quería preguntarte algo respecto a esta sopa que no he probado, pero se me hace agua la boca de solo pensar en su sabor. Resulta que soy de Valencia (Venezuela) y en estos momentos no consigo los piñones por su alto costo, los comerciantes no lo están comprando para vender :( y para rematar los echalotes tampoco son fáciles de conseguir :(. Entonces podría sustituir estos dos ingredientes por otros similares? cuál me sugieres? o quizás me podrás sugerir otra variante de sopa de ajo?

14/2/10 03:21  
Blogger Marcela dijo...

Hola Anaís, gracias por dejar tu comentario!

Con respecto a la sopa, el echalote lo podés reemplazar por cebolla, si conseguís una que no sea demasiado fuerte mejor. Los piñones, te sugeriría reemplazarlos por almendras, también tostadas, fileteadas o cortadas a lo largo. Creo que así va a quedar igual de rica.
Contame cuando te animes a probarla!
Muchos saludos desde Córdoba,

Marcela

14/2/10 03:30  
Blogger Anaís Barrios Flores dijo...

Gracias, Marcela.

Te contaré cómo me quedó.

:)

14/2/10 23:52  
Blogger DANIELA dijo...

Hola Marcela, es un placer poder leèr todas estas recetas fantasticas. Algunos platos me los cocinaba mi mamà. Ella falleciò y no pude aprender todo lo que hubiera querido. Estoy viviendo en Italia y aquì no tengo tìas cocineras...Fuè como una caricia al corazòn encontrar tu blog. Ya preparè el dulce de leche y me saliò barbaro. Gracias, Marcelita.

30/3/10 11:27  
Blogger Marcela dijo...

Anaís, te animaste a probar la sopa? Un beso...

Hola Daniela, muchas gracias por tus dulces palabras. :) El tiempo siempre es muy poco para estar con quienes amamos... Cuando falleció mi mamá sentí que perdía la conexión con su cocina, además de tantas otras cosas. Pero está siempre ahí, en los sabores recordados y que me hacen muy feliz. :)
Me alegro que el dulce de leche haya salido bien, seguro mejor que el mío. ;)
Un beso,

Marcela

30/3/10 11:52  

Dejá un comentario

Citan este artí­culo: