<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\07514932857\46blogName\75La+Majuluta\46publishMode\75PUBLISH_MODE_BLOGSPOT\46navbarType\75BLUE\46layoutType\75CLASSIC\46searchRoot\75http://lamajuluta.blogspot.com/search\46blogLocale\75es_AR\46v\0752\46homepageUrl\75http://lamajuluta.blogspot.com/\46vt\75-6345707844755478311', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

La Majuluta

Indice de recetas


8.12.11

Pan de jengibre.

Imagen calendario adviento

De tradiciones personales y costumbres nacientes.

La Navidad era, en mis primeros años de vida, la época en la que íbamos a visitar a mis abuelos en Mendoza. época digo, pero era una semana. Ahora me parece tan poquito, tan breve, pero entonces esa semana era larga, llena de experiencias y emociones. Viajábamos en auto, haciendo a veces escala nocturna en San Luis; una travesía que casi no recuerdo. Al llegar, una de las primeras tareas era armar el árbol. No era, como es tradición en los lugares originarios, una conífera, sino un álamo. Era una tradición exclusiva de casa, como alguna vez conté antes. Mamá salía temprano hacia el bosquecito de álamos y regresaba con el árbol elegido. Lo acomodaba en una maceta en la salita donde estaba su viejo piano. Con tanto cuidado desenvolvíamos los adornos, muchos eran de vidrio. También cuidadosamente envueltas estaban las piezas del pesebre. Éste lo armábamos sobre el aparador, al lado del árbol. Ya no recuerdo cuándo fue la última vez que desenvolví y volví a envolver esas figuras. Siempre con el mismo papel, donde estaban anotados sus nombres con la caligrafía de papá. Y con todos los sinónimos posibles: asno, burro, pollino, borrico, jumento...

La tradición de viajar a Mendoza se mantuvo por un tiempo luego de la muerte de mi abuelo, pero a medida que mi abuelita pasaba más tiempo en Córdoba con nosotros, se fue modificando, diluyendo y con el paso de los años se convirtió en una mesa cordobesa rodeada de primos. Ahora nuestra costumbre más reciente es viajar a Argentina, para reunir en lo posible esa mesa. Y exactamente en esta fecha, desde hace un par de años, se repite mi colaboración para el calendario de Adviento de Noema; algo casual casi se nos ha hecho costumbre. Cambios y permanencias; una dualidad inseparable.

En ninguna de esas fugaces épocas cambiantes puedo recordar que hubiese menúes fijos o preestablecidos. Ningún plato que fuese obligación o parte indispensable de las fiestas. Sólo el pan dulce y el pan de jengibre se repetían cada año cuando viajábamos a Cuyo.
Este pan de jengibre, que tanto alaba siempre papá, se podría enmarcar por su perfume en la familia de los tradicionales panes especiados europeos, pero difiere del Lebkuchen y compañía en que usa levadura fresca de cerveza, es tierno, alto y esponjoso. La receta original que usaba mamá estaba en una revista Paladar, del año 1970. En este momento repaso sus hojas, manchadas por el uso en la cocina, y con esas imágenes tan grabadas en mi mente. No hay árbol, ni pesebre, ni suena el piano. Pero el perfume del jengibre invade lentamente la cocina al ritmo nocturno del calor del horno...

PAN DE MIEL Y ESPECIAS (o pan de jengibre)

Diptico pan de jengibre

Ingredientes

Biga

5 g levadura de cerveza
50 ml leche
100 g harina 000

Batido de huevos

2 huevos grandes (120 g sin cáscara)
65 g azúcar
65 g miel
1/4 cdta. canela en polvo
1/8 cdta. jengibre seco en polvo
un clavo de olor molido
ralladura de un limón

Masa final

350 g harina 0000
una pizca de sal
100 ml leche
5 g levadura de cerveza
75 g manteca derretida

Preparación

Se prepara la biga con la levadura disuelta en la leche apenas tibia y la harina como para formar una masa tierna.Se deja leudar unas horas.
Se baten los huevos con el azúcar y la miel, hasta que están espumosos. Se agregan las especias y la ralladura de limón.
Se realiza una corona con la harina tamizada con la sal. En el centro se desarma el pancito de biga y se incorporan gradualmente el batido de huevos y la manteca derretida a penas tibia. Cuando se tiene una masa homogénea se agrega la leche con la levadura disuelta y si fuese necesario un poco de harina. Se bate enérgicamente, con la mano o con la planetaria, hasta que toma cuerda.#Se deja leudar cubierto alrededor de una hora. Se desgasifica, se coloca en un molde enmantecado o forrado con papel. Se deja leudar por un par de horas más.
Horno 200°C los primeros 10 minutos y se baja a 180 por unos 20-25 minutos más. Pincelar la superficie con agua cuando sale del horno.

Etiquetas: ,

34 Comentarios:

Blogger Unknown dijo...

Gracias por tu receta Marcela. Gracias por el relato de Navidad tan entrañable que nos regalas.

8/12/11 09:35  
Blogger Unknown dijo...

Gracias por tu receta Marcela. Gracias por tu relato de Navidad tan entrañable que nos regalas.

8/12/11 09:35  
Blogger epa! dijo...

Hola! Precisa entrada y maravillosa receta, casi estoy oliendo el jengibre!
B*

8/12/11 10:02  
Anonymous María dijo...

¡Ohh! Me encanta tu historia, el que sea un álamo el árbol de Navidad, todos tus recuerdos. Y lo que me encanta es ese pan.
Besos

8/12/11 11:03  
Blogger Noema dijo...

¡Qué gusto leer esta historia!

8/12/11 11:48  
Blogger Erika dijo...

Que lindos recuerdos,gracias por compartirlos. Y está bien que sea así, uno deja entrar las nuevas experiencias y estas serán las que pasen a formar parte de nuestros nuevos recuerdos. Nunca hice pan de jengibre. Con los ojos cerrados me llevo tu receta que se que seguro que sale perfecta. Tiene una pinta estupenda!
Ojala en tu nueva visita nos podamos encontrar!
Cariños

8/12/11 11:56  
Blogger Ajonjoli dijo...

Qué bien leerte. Esto es lo mejor del Calendario de Noema, sin darse cuenta ha establecido una nueva tradición, la de reunirnos a todos entorno a su calendario una vez al año, para que podamos compartir. Tus recuerdos son tan intensos que se podía oler el jengibre.

8/12/11 17:40  
Blogger Laube dijo...

Marcela, qué entrada tan linda, melancólica y llena de nostalgia vaporosa. Me he trasladado a tu piel y he notado hasta ese aroma del jengibre mientras se cuece el pan en el horno.
Felicidades!!!!!!!
Un besoteeeeeeeee

8/12/11 18:20  
Blogger Gabriela dijo...



Qué lindo es recordar esos días felices de la infancia, ¿no?

Con este post me has hecho pensar en un pan delicioso que hacía mi tan recordada y querida tía Angelita, que justamente añoraba hace pocos días. Hasta pensé en aventurarme a hacerlo yo, pero...

8/12/11 18:33  
Blogger Capricornio dijo...

Apreciada Marcela: me regocijo con tu relato y el sentimiento fraternal al compartir la Navidad y revivir esos bellos momentos de familia y de gratos sabores.
Un gran aporte al Calendario de Noema y una receta perfecta para mi colección que espero intentar poner en práctica pronto. Abrazos.

9/12/11 05:04  
Blogger Núria dijo...

Es que este calendario es genial, me ha encantado todo lo que nos cuentas y el pan se ve muy muy rico...besitos

9/12/11 09:42  
Blogger Kako dijo...

Qu bueno leerte nuevamente y con recuerdos tan lindos, como describes de bien todo, parece que yo viajaba hacia Mendoza :).
Estupenda receta, me la guardo pues es muy parecida a un queque navideño que he probado.
Un beso.

9/12/11 10:56  
Blogger Kako dijo...

Marcela, una consulta.
Es necesario que sea levadura de cerveza?, donde la consigues tú?, yo nunca la he visto.
Me gustaría saber ese detalle, si es de mucha importancia para hacerlo con la levadura normal.
Lo quiero preparar.
Besos.

9/12/11 11:31  
Blogger Marcela dijo...

Hola desconocido-unknown, gracias a vos por pasar por acá y dejar tu comentario. Muchos saludos!

Hola, B*-epa!! El jengibre distingue este pan de otros, da un aroma acogedor a la cocina, además de un perfume delicioso al pan. Saludos!

Gracias María, los recuerdos son personales, pero los sentimientos que evocan nos unen, porque son de todos. Un beso.

Noema, gracias por reunirnos en tu calendario. Es siempre un gusto participar!

Erika, lo que nos despierta el pasado, especialmente los recuerdos infantiles, tiene siempre un peso muy grande. Siempre me gustaría atesorar los recuerdos actuales, con la misma fuerza de cuando era chica... Un beso grande!

Ajonjolí, que gusto leerte digo yo también! Es maravilloso ver cómo nacen nuevas costumbres. Y en este caso compartimos a la distancia recuerdos y experiencias. Intensos sí. Un abrazo!

Querido Capricornio, qué alegría leerte! Te agradezco que hayas pasado por acá, para mí es un gusto poder compartir estos recuerdos. Un abrazo para vos también!

Núria, está rico, al punto que mi perra me acaba de robar una rebanada del plato! Ö Un besito para vos!

Hola Kako! La levadura de cerveza (saccharomyces cerevisiae) es la normal levadura, fresca en este caso, de panadero. La compro en la panadería o en el super.
Espero que lo pruebes y que su perfume recree en tu casa los mismos recuerdos acogedores que trae a la nuestra. Un beso y un abrazo fuerte,

Marcela

9/12/11 12:05  
Blogger Sil - Simplemente cocinera dijo...

Me encanta encontrar nuevas entradas en tu blog, porque se que traen cosas bien ricas como este pan (que me lo anoto porque me puede y como!) y porque leerte es siempre un placer inmenso. Un bacio.Sil.

9/12/11 17:33  
Blogger Yamile dijo...

Que rico se ve este pancito y tus recuerdos de tus navidades me trajeron a la mente mis navidades pasadas en que mis primos y yo, todavía niños, nos reuníamos en la casa de mi abuela y todos comiamos el tradicional panetón.

Besos...

10/12/11 04:17  
Blogger The life after dijo...

Parece muy rico!!

The Life After

10/12/11 17:00  
Anonymous Maria Jose-Dit i fet dijo...

Tradiciones...si son tan bellas como las que cuentas que no cambien!!
Una receta deliciosa, como todas las tuyas...por cierto, hemos coincidio en el mismo día para dos calendarios diferentes (me encanta) un besito

11/12/11 00:18  
Anonymous Lauren de Recetas Americanas dijo...

Wow! Qué bonito tu post-- el el pan tiene muy buena pinta! Un saludo desde españa!

12/12/11 11:24  
Blogger Carmen dijo...

QUé bonitas tradiciones de cada lugar encuentro con este calendario. Que bueno se ve ese pan, ¿quedará igual con jengibre fresco? Recibe un saludo desde esta orilla

13/12/11 03:20  
Blogger Carmen dijo...

QUé bonitas tradiciones de cada lugar encuentro con este calendario. Que bueno se ve ese pan, ¿quedará igual con jengibre fresco? Recibe un saludo desde esta orilla

13/12/11 03:20  
Blogger mavele dijo...

Oh Marcela que hermoso post nos has dejado, me pregunto si algún día extrañaremos de igual manera la forma en que vivimos hoy.

Me encanta tu receta pero tu historia me ha conmovido

Un abrazo!

13/12/11 17:38  
Blogger Carola dijo...

Delicioso Marce! que lindo cuando las fechas nos transportan a tan lindos momentos. Deberíamos tener muchas mas fechas para recordar con una sonrisa y mucho mas tiempo libre para construir momentos para que luego sean igual de recordados.
besotes gigantes y lo mejor para estas fiestas!

Carola

16/12/11 21:33  
Anonymous Recetasdemama dijo...

Me gusta leer tus entradas, me encantan las recetas, pero sobre todo me gusta leer esas entradas en las que cuentas cosas personales, recuerdos de infancia, vivencias...

Felices fiestas

19/12/11 22:42  
Blogger Linda Susan dijo...

Qué delicia! Tengo que probarlo! Besos

20/12/11 08:50  
Blogger Piescu dijo...

Solo quería desearte una Feliz Navidad llena de alegría, felicidad y mucha salud junto a tus seres más queridos.
Besos
rosa

26/12/11 19:51  
OpenID katiadocumet dijo...

Es increíble como uno tiene recuerdos de olores de la infancia...
Y como todas tus recetas acompañadas de esas geniales fotos me dan tantas ganas de hacerlo!!!!
Nos quedamos con muchas ganas de verlos!!
Besos y Feliz 2012!!

11/1/12 03:30  
Anonymous inpdap prestiti dijo...

llego un poco tarde Marcela pero me ha encantado tu cuento y tu receta, son entranables de veras. Un abrazo fuerte.
Sara M.

16/1/12 17:35  
Blogger Daniel dijo...

Hermoso relato, hermosa experiencia... tu primo de paladar seco agradece la historia y las ricuras que cocinás!
Abrazo con extrañitis,
Daniel.

5/2/12 00:08  
Blogger Zulma dijo...

Hola Marcela , como no recordar esos momentos , cuando era chica, en mi caso , muchos años más que vos.
Mi mamá tambien cortaba una rama de pino , que poníamos en una lata forrada en papel crepe( no encuentro el acento en el teclado) y yo armaba el pasebre , con fuguras de yeso , que ya estaban cachadas por los años.
Me llevo tu receta de este pan...me gustan mucho las especias en ellos y en las tortas o budines.
Como siempre , un placer leer tus post , me encantas tus historias
Te mando un beso

He estado alejada de mi blog y de las visitas a otros, pero ya estoy nuevamente en carrera.

14/2/12 22:26  
Anonymous inpdap prestiti dijo...

muy original lo del pan de miel, gracias por la receta. Un abrazo fuerte.
Sara M.

28/2/12 17:31  
Anonymous Restaurantes Madrid dijo...

Me gusta mucho como ha quedado el pan de jengibre, explicas muy buen la receta y las fotos del plato son inmejorables, Enhorabuena por el post!

3/4/12 10:04  
Blogger rosa dijo...

No se como encontre tu blog, pero lo visito con regularidad. La entrada de Navidad me ha parecido TAAAAAAAN tierna, que me ha llenado de emocion...gracias por compartir tus recuerdos y tu receta tambien. Saludos. Rosa, desde Los Angeles, CA. CIAO.

22/6/12 07:06  
Blogger Nora dijo...

Marcela qué linda historia y cómo la cuentas... me encanta. Gracias por la receta del Pan, espero probarla algún día. Feliz Año Nuevo!

Saludos desde México!

1/2/14 21:40  

Dejá un comentario

Citan este artí­culo: