<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d14932857\x26blogName\x3dLa+Majuluta\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://lamajuluta.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_AR\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://lamajuluta.blogspot.com/\x26vt\x3d-6345707844755478311', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

La Majuluta

Indice de recetas


10.3.08

Focaccia con pimientos al balsámico.

Un matrimonio entre dos recetas que suelo hacer por separado: la focaccia de Elisabetta y los pimientos al balsámico.
Como es usual en esta época, usé los pimientos que generosamente me dió la planta de la terraza, a pesar de haberla abandonado tanto tiempo.
Una pequeña modificación en la masa de la focaccia fue el agregado de harina de espelta.

FOCACCIA CON PIMIENTOS AL BALSÁMICO

Focaccia con pimientos

500 g harina (30 g harina aglutinada, 50 g harina de espelta, 420 g harina 000)
270 g agua
30 g aceite de oliva
10 g levadura de cerveza
1 cdta. sal fina

2 pimientos medianos
1 cebolla
aceite
sal
coriandro
aceto balsámico

40 g aceite de oliva
40 ml agua
1 1/2 cdta. sal fina

La masa de la focaccia se hace con el método directo. Peso y tamizo las harinas en el bol de la amasadora. Formo un hueco en el centro donde voy echando el agua, la levadura y el aceite. Amaso con la planetaria en la primera velocidad. Cuando más o menos se ha humedecido toda la harina agrego la sal y más agua si es necesario. Amaso unos 10 minutos en la segunda velocidad. Dejo descansar tapado con film hasta que duplica el volumen (alrededor de una hora).
Mientras tanto se preparan los pimientos. Se corta la cebolla en medios aros. Se la dora en aceite. Se agregan los pimientos limpios (sin semillas y sin nervios blancos) cortados en tiras. Se agregan semillas de coriandro y sal. Cuando han perdido rigidez y las cebollas están doradas, se apaga el fuego y se agrega un chorrito de aceto balsámico. Se tapa y se deja enfriar.
Cuando la masa de la focaccia ha leudado bien, se aceita una asadera de unos 30 x 40 cm y 4 cm de altura. Se extiende ahí la masa y se deja leudar otra hora más.
Se prepara la mezcla de aceite, agua y sal, batiendo ligeramente. Se hacen huecos con la punta de los dedos en toda la masa, hundiendo casi hasta el fondo. Se vierte encima el líquido, distribuyendo bien. Encima se acomodan los pimientos y se lleva al horno precalentado a 250°C unos 20 minutos o a penas hasta que comience a dorarse arriba.

Nota 10.03.08 (tarde): Si no hubiese estado tan cansada como estaba cuando escribí esto, lo hubiese comenzado con un: "Albricias! Celebremos! Se ha formado una nueva pareja..." :D Pero el cansancio no es buen compañero del humor. :O

Etiquetas:

6 Comentarios:

Blogger Carolina dijo...

Que voy a hacer con tantas recetas tuyas que tengo pendientes ah??... Me encanta esta receta... los pimientos al balsámico son la perdición!!!...
Besos.

11/3/08 01:36  
Blogger Marcela dijo...

Ah, si supieras la lista de recetas a probar que tengo! En realidad a esta altura ya me he resignado, no me alcanza la vida para hacer todo lo que quisiera. :D
Los pimientos te los recomiendo, y también la focaccia claro. Dependiendo del tiempo del que dispongas los podés hacer por separado o "casarlos".
Un beso para vos y hasta prontito.

11/3/08 02:14  
Blogger Javi dijo...

Impresionante, ya la he hecho 2 veces, le he pasado la receta a mi prima...
vamos, que ahora mi familia me quiere un poquito más ^_^

Enhorabuena

24/3/08 15:29  
Blogger Marcela dijo...

:D Me alegro por tí Javi! Me has hecho reír, pero algo de cierto habrá en eso de que el camino más directo al corazón es el estómago. :)))

24/3/08 15:49  
Blogger Negro contento dijo...

Sabrá usted perdonar mi ignorancia, pero... es que la encuentro tan parecida a una pizza!! O al menos así preparo lo que yo llamo pizza. La diferencia está dada sólo por el agregado de la mezcla de agua, sal y aceite?

Siempre es un placer espiarle el recetario... Me ha sido de gran ayuda en mis primeras incursiones de panificación casera, que ya está casi rayando el éxito.

Gracias :)

1/12/08 05:17  
Blogger Marcela dijo...

Hola! Me alegro que le sirvan las recetas para experimentar y que pueda panificar con éxito... que es siempre una gran satisfacción.
Con respecto a la diferencia entre la focaccia y la pizza, para mí tampoco era muy clara al principio y quizás siga así. :D Parecidas, son parecidas, no lo vamos a negar, que hay un aire de familia.
Pero la focaccia, no solo lleva aceite en la masa, si no que además es mucho más untuosa por ese "baño" de aceite del final. La masa usualmente, no siempre, es más alta que la de la pizza; los condimentos, menos importantes, no tan protagonistas.
Me parece que esas son las diferencias fundamentales que se pueden hacer: la focaccia es más untuosa, con más miga, y de cubierta más simple.
Si después uno quiere llamarle pizza a una focaccia o viceversa, nadie se va a enojar...
Saludos!
Marcela

1/12/08 14:17  

Dejá un comentario

Citan este artí­culo: